Marc Anthony calienta el verano en Oviedo: así fue su esperada actuación en el Carlos Tartiere
30/06/2022 08:45 en Actualidad de tus artistas

El cantante puertorriqueño sale a hombros de un estadio entregado a los ritmos latinos | "Gracias por esta oportunidad, por fin se dio, esta noche vamos a bailar de todo", dijo ante más de 15.000 personas

Abotonado y con fular, Marc Anthony salió al escenario del Tartiere pasadas las diez de la noche haciendo juego con una noche de verano destemplada y dispuesto a calentarla hasta donde solo lo puede hacer la música latina, la salsa, el ritmo caliente. Dos horas después, el público, más de 15.000 personas, estaban entregados, bailados y exultantes tras haber coreado y bailado algunos de los clásicos del "rey": del "Valió la pena", con el que abrió, al entusiasta "Vivir mi vida", con el que se despidió.

 

Antes de la sobredosis de tumbadoras y vientos fuertes, en lo más alto, el DJ Mr. Gómez, Diego Laruelo, un chaval de la Pola que viene de triunfar en Miami y Nueva York, calentó el campo con sonidos latinos urbanos, un poco de todo. Sonó, mientras el público entraba, Don Omar, Víctor Cárdenas, una "cover" de "Farsante" con Roberto Morr y Yasiris mientras Mr. Gómez, entre anuncios de la hostelería local y los promotores del concierto, agitaba al respetable con sus "¿Quieres un poquito de reggaetón antiguo?", "¿Dónde está mi gente?" o la clásica de los móviles encendidos para que fueran los mecheros de entonces.

Todos los prolegómenos quedaron eclipsados por Marco Antonio y su banda cuando saltó al escenario con "Valió la pena" y sus quince músicos, un set de tres trombonistas, dos trompetas, tres coristas, dos teclados, bajista, guitarra, dos percusiones y set de batería. La fuerza de sus músicos es tan grande que Marc Anthony tira de ellos, hábilmente, para conducir el concierto sin sobresaltos y darse descansos. Desde el principio el personal estaba rendido y coreando. Los más mamberos, como el rector de la Universidad de Oviedo, Ignacio Villaverde, la gozaron en la primera fila desde casi antes de empezar. Los más, contentos de una música que invita tanto a la reconciliación con la vida.

Con "Hasta ayer", que sonó después de "Y hubo alguien", Marc Anthony se quitó ya las gafas de sol, dejó de ajustarse la levita y pareció empezar a desabrocharse, a pesar de una garganta un poco tomada con la que arriesgó toda la noche, sin derrapar. Ese lanzarse a la noche, al concierto, vino reforzado, a pesar de ser una balada reposada, por un solo desaforado de guitarra eléctrica. Antes de "Flor pálida" llegaron las primeras presentaciones. Con una pregunta. "¿Dónde están mis salseros?". Y un agradecimiento: "Gracias por la oportunidad, por fin se dio, esta noche vamos a bailar un poquito de todo, shake it up, baby". (Su concierto en Oviedo está programado para 2020, pero la pandemia obligó a retrasarlo hasta ayer). Y así, con esas ganas de agitarse, de perreo, afrontó uno de sus hits.

Fue antes de que "Contra la corriente" hiciera las veces de prólogo para un encadenado de versiones de otros artistas, agradecidas por el público asturiano por lo conocido, en especial el "¿Y cómo es él?" del siempre gran Perales. Esa, junto a "Abrázame muy fuerte" derivaron a "¿Qué precio tiene el cielo?", exhibición del set de percusión, capitaneado por Jessie Caraballo, y lucimiento de todos los músicos, con mención especial para Ozzie Meléndez (trombón), Alexandra Taveras (coros), Erben Pérez (bajo) o Dan Reagan (trombón).

La temperatura de la noche empezaba a superar las expectativas del frío cantábrico, tan alejado de la fiesta boriuca, y preguntó "¿Dónde están mis malas?". A partir de ahí fueron casi todo grandes éxitos y una fiesta interminable. Del contagioso y nuevo single "Pa’llá voy", que da título a la gira que está llevando por toda España, al "Te conozco bien", "Parecen viernes", "Tu amor me hace bien" o la apoteosis de "Vivir mi vida". Oviedo volvió ayer por la noche a los circuitos de los grandes conciertos por puerta grande y empeño de los promotores locales. Y ya avisan: "Habrá más".

Porque la de ayer, después de la cancelación por el covid en 2020, fue la revancha de una gira que devuelve los grandes conciertos al campo del Oviedo después de la actuación de "Maná" de 2011.

COMENTARIOS
¡Comentario enviado exitosamente!